Ir al contenido principal

Enfermer@s suplentes; inversión de futuro para la Enfermería de Excelencia

Enfermer@s de nueva incorporación

Protagonistas del Quirófano en los meses de verano


Se acaba el período vacacional para much@s de nosotr@s volviendo a la rutina quirúrgica. Mientras disfrutábamos de playa, montaña y demás paisajes turísticos, compañer@s seguían dando el cayo dentro del laberinto quirúrgico.

Con la entrada de hoy, quisiera dar visibilidad, no sólo a las personas que se inician en el mundo laboral sanitario como enfermer@s, sino en especial a las que, a demás, lo hacen en un servicio tan especializado como el nuestro, el Quirófano. 

Propongo así hacer referencia a la experiencia novel que tod@s hemos vivido al inicio de nuestra andadura por la profesión enfermera y que parece, con el paso del tiempo, olvidamos lo que sentimos y pensamos, hasta el punto de perder ese enfoque de luz en la atención enfermera, respecto la docencia que ejerce y en cooperación con el resto del equipo de salud. Enfoque que es necesario no perder nunca de vista en nuestra actividad con y para los nuevos compañer@s.

En el período estival se hace más notoria la incorporación de nuevos trabajadores en los hospitales públicos o privados con el fin de sustituir el personal de vacaciones. 

Es bien cierto que en ocasiones, los compañeros que se incorporan ya han tenido contacto con el área quirúrgica de un hospital, pero en otras muchas, es su primer acercamiento al mundo laboral y sanitario. 

En mi opinión, la dirección de enfermería de cualquier centro debería tener en cuenta la importancia de atender y dedicar con los recursos humanos y materiales necesarios, el cuidado que se merece la acogida de este importante momento para toda enfermera que empieza. El saludable proceso de adaptación y desarrollo de la enfermera en su nuevo ámbito laboral definirán, a la larga, el nivel de liderazgo y responsabilidad del colectivo, y va a depender, en gran medida, de la acogida humana y nivel docente que se requiere para que su aprendizaje sea el idóneo, así como la motivación para superar retos. Es clave para el correcto devenir y desarrollo en liderazgo de nuestra profesión; tanto para el que se inicia porque ve el modelo a seguir y aprende de él, como el que es experimentado en el campo, ya que es en la enseñanza donde se encuentra el desarrollo del aprendizaje; "quién verdaderamente aprende, es aquel que se dispone a enseñar"

Ahora bien:

  1. ¿Qué atención prestamos aquellos que llevamos años ejerciendo como enfermer@s y que como compañer@s recibimos a l@s recién llegad@s enfermer@s?. 
  2. ¿Cuál es la atención que reciben de dirección de enfermería; supervisión, coordinación...?. 
  3. ¿Qué acogida tienen por los cirujanos que suelen estar habituados a las enfermer@s de siempre y ahora tienen que operar con las nuevas incorporaciones?. 

Con el propósito de contribuir en dar luz y brillo  a este tema que parece algo opaco con respecto el valor que damos a nuestr@s compañer@s noveles, he querido dar  la visibilidad que se merece, dando ese mérito que tienen las vivencias primerizas en la profesión como personas primero y como profesionales enfermer@s después. He realizado una pequeña entrevista a una de las enfermeras de nueva incorporación en el hospital donde ejerzo y con la que he tenido la oportunidad de trabajar juntas este verano.

Raquel y Laia en el quirófano. Agosto 2015


Es un placer presentaros a Laia S.O. Una enfermera recién titulada por la Universidad EUIT, la antigua Cruz Roja de Terrassa y que muestra una ilusión y un corazón enorme por la profesión. 

Laia nos invita a que reflexionemos y empaticemos con aquellas personas que como ella, tienen entre manos un reto nuevo, donde la presión que un@ mism@ puede llegar a hacerse consigo mism@ o con los demás puede determinar, incluso, el dejar la profesión creyendo que no somos aptos para ejercerla por ejemplo. Se requiere un nivel de autorresponsabilidad, así como de liderazgo y humanismo en valores y principios que juegan, todos ellos un papel importante en las experiencias de adaptación, trasformación y aclimatación para incorporarse al colectivo enfermero veterano del quirófano.

Os dejo con Laia, ¡Qué disfrutéis de la entrevista!

Foto cedida por Laia S.


  • Cuéntanos quién eres y qué te llevó a estudiar Enfermería.

Soy Laia, tengo 23 años y por fin puedo decir que soy enfermera. Vivo en el Vallés Occidental, una comarca de la provincia de Barcelona, junto a mis padres.
Mi trayectoria estudiantil la recuerdo viviendo momentos muy felices. Realicé Bachillerato, pasé la Selectividad y por sacar una note inferior a la nota de corte para enfermería, ese año no pude entrar. Por lo que empecé Fisioterapia ya que por aquel entonces creía que era una carrera algo similar y que talvez podría gustarme, pero no fue así y en cuanto pude  me cambié a estudiar la profesión que tanto deseaba ejercer.
Durante la carrera universiotaria de Enfermería, estos últimos cuatro años han sido muy positivos en mi vida, ya que a cada año finalizado estaba más y más satisfecha de la decisión que tomé.
Escogí Enfermería porque era la profesión que más encajaba con mi personalidad. Buscaba un trabajo que estuviera en contacto con las personas y que tuviera una gratificación personal. También hubo una etapa de mi vida, durante la adolescencia, que me facilitó el decidirme con tanta claridad, pues estuve hospitalizada por diversas intervenciones de rodilla.

  • ¿Cuándo ha sido tu primer contacto profesional en el Área Quirúrgica como enfermera ya titulada?. Cuéntanos cómo ha sido tu experiencia.

Mi primer contacto ha sido este verano, una vez acabada la carrera me ofrecieron la posibilidad de trabajar dentro del bloque quirúrgico. Durante estos casi dos meses, he vivido muchas sensaciones tanto positivas,  porque he aprendido día tras día conceptos prácticos enfermeros, como también negativas. Éstas últimas han sido menores, pero he de reconocer que su intensidad parece que queda más arraigada en la memoria. Como negativas han sido todas aquellas vivencias en el quirófano que por la inexperiencia anterior en este contexto me he visto en diversas ocasiones un poco frustrada de querer ofrecer más de mi y no poder por mi falta de conocimiento y madurez. Aunque estos momentos difíciles para mi se han minimizado con las ganas de superación y de satisfacción por el trabajo que me apasiona.

  • ¿Qué fue lo que te preocupaba al empezar a trabajar en Quirófano?.

Tenía numerosas preocupaciones, que todas se asemejaban a no poder reaccionar correctamente ante una situación de emergencia, a no poder ofrecer un trabajo de calidad e incluso a causar alguna acción que perjudicara al paciente o al equipo de salud. En diversas ocasiones sí he tenido la sensación de causar más trabajo que facilitar el que se redujera.

  • ¿Qué necesitabas y no disponías, entonces?.

Mayoritariamente recursos personales para afrontar también emocionalmente mi aprendizaje y por supuesto recursos de conocimiento como por ejemplo sobre la medicación más utilizada en la anestesia, sobre el procedimiento a seguir en cada técnica quirúrgica y temas de logística como la ubicación  del material en el servicio etc.. Pero, gracias a los compañer@s he sido informada progresivamente. 

  • ¿De qué manera estás logrando atender tus carencias y necesidades?.

A medida que voy viendo intervenciones quirúrgicas, voy apuntando los procedimientos y el material que se requiere para llevarlo a cabo en una libreta. Después en casa, lo repaso y si no me quedan claro, lo busco por Internet. Los compañeros siempre me han respondido a las preguntas que me he formulado también.

  • ¿Con qué recurso cuentas mayoritariamente para tu aprendizaje en la especialidad?

Mi principal recurso hoy para tener todos los conceptos más claros y poco a poco poder incorporarlos a la rutina de trabajo es ir escribiendo un cuadernillo con las diferentes intervenciones por servicios que he ido viendo y así describir el procedimiento a seguir. considero que me faltan más recursos externos donde poder consultar las dudas surgidas una vez fuera del ámbito hospitalario, por ejemplo, utilizar con mayor asiduidad recursos a nivel de 2.0, App etc...

  • ¿Qué sentiste los primeros días en el trabajo y que sientes ahora cuando vas a trabajar?.

Al principio sentía cierta angustia, preocupación entendida como aquel sentimiento de angustia que anticipaba al hecho en sí y frustación por no poder realizar el trabajo con la misma destreza que los compañeros más veteranos. Cada vez me siento mejor y más capacitada, con mayor ilusión. Disfruto del trabajo y sigo teniendo la necesidad de querer formarme más.

  • ¿Qué uso le das a las TIC? ¿Las utilizas para tu el aprendizaje vivencial que estás teniendo ahora de tu profesión?.

Considero que el nivel que tengo en relación a las TIC es medio-bajo, ya que no uso con mucha frecuencia en mi día a día. Como os he contado antes, consulto Internet como usuario y cuando tengo alguna duda al respecto de las anotaciones o apuntes que hago o para consultar farmacología. En mi móbil, la única App que relacionada con la sanidad es Vademecum, que utilizo tanto cuando trabajo y cuando no. Pero haciendo una reflexión sobre las TIC, megustaría mucho poder conocer más sobre las nuevas tecnologías, ya que creo pueden ser una ayuda muy accesible para el personal sanitario.

  • ¿Para qué crees tú que estás ejerciendo la enfermería, concretamente en el área quirúrgica?. ¿Qué futuro visualizas de ti y de la profesión?.

Es una pregunta difícil de contestar. Pienso que mi propósito ahora es de lograr agilizar mi aprendizaje con habilidades enfermeras que ahora tengo latentes. La ayuda de l@s compañer@s que integramos el equipo intercisciplinar es importante para conseguir que las intervenciones operatorias se realicen con el nivel óptimo y seguro que requieren, a pesar de mi proceso de aprendizaje.
Creo a demás que las enfermeras tenemos la oportunidad de convertir una intervención quirúrgica en una experiencia menos agresiva de cómo la vive el usuario en general.

A día de hoy, la meta más próxima que me gustaría conseguir es formarme lo máximo que pueda en todos los aspectos de quirófano y poder realizar intervenciones de cualquier magnitud como enfermera instrumentista.

El futuro que me gustaría visualizar para la profesión enfermera especializada en Área Quirúrgica es que fuera más visible para la sociedad.

***

Es un placer contar con enfermeras como Laia en el blog y ofrecernos con tanto amor, un espacio de reflexión, mediante su experiencia de iniciación en el mundo de la enfermería quirúrgica. Os animo que como yo, seguidamente, compartáis vuestras reflexiones también participando con un comentario.

PUNTOS DE REFLEXIÓN


  1. Concepto de vocación; ¿para qué convertirme en enfermera?. La finalidad por la cual tomamos la decisión de formarnos y convertirnos en personas al servicio del cuidado de otras personas debería estar presente siempre e independientemente de la especialidad que se elija por muy técnica que aparente ser. No solo se debería tener presente el propósito personal y profesional en el inicio de nuestro camino laboral sino cada día que vamos al hospital, por rutinario que parezca. Existen recursos hoy que facilitan que esto sea una realidad. Uno de las diferentes opciones es el arte del coaching, que nos ayuda a reflexionar y encontrar las respuestas por nosotr@s mism@s, ser consciente de cual es la realidad que vivimos y qué queremos hacer con ella. Cuando conocemos quiénes somos, qué queremos y exploramos nuestra realidad, nos es más fácil decidir y marcar un plan de acción para llevar a cabo, con motivación lo que definamos como objetivo. Esta metodología nos facilita que tengamos más presente el para qué elegí ser enfermer@ y lo mantengamos vivo en nuestra carrera profesional.
  2. Las simulaciones quirúrgicas como antesala en el proceso de aprendizaje quirúrgico. Las simulaciones podrían favorecer la adaptación al medio estéril y aséptico de un quirófano de manera que se entrenara, no solo la técnica de los procedimientos que se realizan sino también el trabajo en equipo interdisciplinar. Son, en mi opinión, una manera práctica de llevar los conceptos teóricos a la esfera experimental, favoreciendo la seguridad con los resultados y la satisfacción del profesional. No sólo hablo de practicar una técnica o procedimiento quirúrgico sino aspectos como la práctica de la comunicación efectiva, la empatía, la responsabilidad personal y con el equipo/paciente, el priorizar ante una urgencia, la cooperación, la humildad, etc...
  3. El aprendizaje en la gestión de las emociones es paralelo al aprendizaje racional en la adquisición del conocimiento enfermero. Lo que en principio parece va por separado, con el tiempo un@ se da cuenta que, por ejemplo, aunque informan de la muerte de una persona por uno de esos diagnósticos con pronóstico quirúrgico poco alentador, sólo se aprende qué es exactamente tal experiencia de proceso quirúrgico con fin probable la muerte cuando te conviertes en la persona o profesional que por estar en el lugar y ejerciendo la profesión eres responsable de sus cuidados o de sus curas quirúrgicas. Nadie nos ha enseñado antes a gestionar la frustración que podemos llegar a sentir cuando un paciente muere en la mesa quirúrgica... o cuando se espera de nosotr@s unas habilidades que todavía nos queda camino por recorrer en adquirirlas. Sin embargo, existen maneras de trabajar ésta y cualquier otra situación que vivamos en nuestro día a día, si aprendemos a gestionar mejor las emociones con las que nos movemos, a distinguir lo que nos corresponde a nosotr@s mism@s y está en nuestras manos de lo que no.
  4. Formatos visuales y tecnológicos de actualidad deberían acompañar al proceso de adaptación e incorporación de nuevos profesionales. La formación continuada y reciclada con audivisuales o utilizando las TIC debe considerarse una realidad fundamentada en la gestión, dirección, asistencia y docencia enfermera. Apps como Touch Surgery son herramientas con las que contar para el aprendizaje quirúrgico, ya seas médico, enfermer@ o paciente. Julio Mayol, cirujano innovador como el que más lo cuenta de manera sencilla en su entrevista aquí.
  5. La creación de comunidades virtuales como recurso. Una comunidad virtual podría ser uno de los recursos a utilizar en un área quirúrgica para implicar al personal sanitario que forma los equipos de salud quirúrgicos como vía de aproximación de personas y la atención de las emociones que gesta en el período de iniciación de la profesión, así como podría servir de plataforma para utilizar tutoriales de procedimientos enfermeros quirúrgicos.
  6. Visibilidad de las TIC en la profesión. Es necesario hacer promoción de las TIC entre los profesionales de las generaciones pasadas y las nuevas para que su uso profesional enfermera sea más efectivo, facilitando mayor visibilidad y presencia de la enfermería en la red y se disminuya la brecha digital que aún existe.


Estas han sido algunas de nuestras reflexiones. Nos encantaría conocer cuáles son las vuestras.
Anímate a participar con un comentario. 

¡Compartir es sumar!

Raquel





 


    








Comentarios

Entradas populares de este blog

Docencia Express en Quirófano

Iniciamos hace pocos días camino, a una etapa del año, en el bloque quirúrgico, donde se espera mucho en poco tiempo de las enfermeras recién llegadas y que van a sustituir a las veteranas que cogen vacaciones. 
Parece que en estas fechas se acabe el mundo, yendo no deprisa, no, sino como un relámpago, a la hora de enseñar y de aprender técnica y transmitir humanización dentro del quirófano. Y es que la docencia, con estos condicionantes de tiempo, lejos de hacerla efectiva, y progresiva para afianzarse en la persona recién llegada al área, la realizamos con tal presión asistencial que tiene un coste para todos. Una presión que se acentúa por la falta de una planificación adecuada y una defectuosa estrategia marcada por alguien o por el qué que no resulta ser resolutivo; enseñar todo y más, a golpe de mata y en muy poco tiempo, ese es el plan. En definitiva, un estrés añadido no solo para la enfermera que realiza el rol docente, sino que también para la enfermera que necesita ponerse …

Sé la luz de tu paciente en quirófano

Pocas veces se habla de la luz que ilumina un quirófano y es de una brutal importancia a la hora de estar y actuar en él.
La lámpara de un quirófano pone su foco en el punto de mira del cuerpo de la persona que actúa como paciente en ese escenario.
Una persona estirada en una mesa con su cuerpo desnudo y despojado de ropa visible, pero que sigue vestido de emociones intangibles para el ojo humano y sí percibidas por la sensibilidad humana.
Sí, es de gran importancia para una cirugía observar el tejido del paciente por el que los dedos y los instrumentos en las manos del cirujano o cirujana trabajan. 
Ilumina también la extensión de todo ese campo al que llamamos estéril donde el resto del equipo necesitamos estar. Un estar que  atraviesa con nuestra presencia la vulnerabilidad del paciente. 
Este acto lo deberíamos hacer con total claridad para acompañar en el arte de operar. Porque la persona que se expone bajo los focos de una lámpara en quirófano tiene miedo, incertidumbre, desconfianza…

Ficha Técnica nº.4 Varices

Cada instante en quirófano es una oportunidad que te conecta con quién eres y con los demás.
La Enfermería en el escenario quirúrgico me ha aportado mucho crecimiento personal, conocimiento técnico y sobretodo el método  adecuado para ver reflejados mis valores como ser humano.


Cada día me llegan regalos, como estas imágenes que comparto. Me llegan feedbacks de personas que expresan de todo corazón lo que sienten en sus procesos de aprendizaje y que dan sentido a mi trabajo, a mi resiliencia para afrontar resistencias en ésta mi aventura de Humanizar el Área  Quirúrgica del Sistema Sanitario.


Y es que es todo un reto diario facilitar ser, en un área tan técnica, donde el Ego es necesario muchas veces para sobrevivir. Como enfermeras, es nuestra responsabilidad profesional tener presente que siendo seres humanos, somos dueños de nosotros mismos, con más o menos Ego, éste es necesario aunque no es imprescindible para nuestra actividad diaria. Llegamos a aceptarlo y a utilizarlo en determin…