Ir al contenido principal

TECNOLOGÍA Y HUMANIZACIÓN

TECNOLOGÍA Y HUMANIZACIÓN ¿SON COMPATIBLES?

Tecnología y Humanización van de la mano en una sociedad en constante cambio donde la única constante es eso, el cambio. 


Performance de Carles Calaf y Chema Cepeda en las #2JHUCI

Haber vuelto a disfrutar unas jornadas como las II JORNADAS DE HUMANIZACIÓN DE LA UCI me ha llenado de energía, luz y alegría para continuar con mis pasos en la co-creación de un área quirúrgica más humanizada.

De estas jornadas me llevo muchas cosas, de entre ellas el haber inspirado a más enfermeras quirúrgicas a dar los pasos en creer que sí se puede crear un bloque quirúrgico más afín con quienes somos, más adaptado a la naturalidad de ser humano aún la tecnificación de nuestros procedimientos. A aportar alegría, humor y amor en este contexto aparentemente frío, estéril y barrado. A centrar nuestro valor como ser humanos dignos con comunicación efectiva, con la personalización de nuestros cuidados, con el aprendizaje en la gestión emocional que requiere nuestra persona, con la tecnología que usamos a nuestro servicio y con las personas.

La atención basada en las personas debe ser una realidad también en quirófano y cada día estamos más cerca. Desde #Facilitaciónsanitaria contribuimos a construir conocimiento colaborativo para la humanización hospitalaria, en concreto en el bloque quirúrgico.

Lo hemos comentado en varias ocasiones. No es lo mismo ser humano que vivir y comportarse humanamente en un quirófano. Debemos alejarnos ya de la tentación de realizar comentarios como "este compañero es muy profesional pero a nivel humano es frágil". O como este otro "este compañero es muy bueno profesionalmente, pero poco humano".

Recordemos que humanizar es promover la profesionalidad por lo que no cabe ser profesional siendo poco humano. Humanizar entonces es la suma de varias competencias que nos hacen ser grandes profesionales; técnica, relacional, emocional, ética, espiritual, cultural.

Una de las aportaciones que tuve el gusto de apreciar fue el de D. Guillaume de Comeille, enfermero de UCI de Hospital Tolouse- Rangueil, quien nos aportó como la cultura y el arte puede llegar a ser tan terapéutico en un servicio como en los cuidados intensivos. Su cita "poner cultura en la Salud" vibró en mi corazón y en el de muchos otros.

En el segundo encuentro de humanización se volvió a hacer referencia a la importancia de atender a las personas considerándolas en todas sus dimensiones; corporal, intelectual, emotiva, social, espiritual..., también a tener en cuenta dentro de un quirófano y que al parecer es más fácil dejarse llevar por la desidia, que a hacer uso de los recursos personales para tales competencias quizás por la dificultad en la gestión emocional de la que no nos han educado como debiera. 

Es por tanto prioritario cuidarse para cuidar bajo esta premisa digna y de consideración holística como para contribuir en un mundo con más corazón en las manos, pues la fundamentación de la humanización se encuentra en la dignidad intrínseca de todo ser humano y hasta que el pilar fundamental en quirófano no sea la dignidad, el quirófano seguirá siendo un medio de puertas cerradas. 

Preguntarse por la dignidad ya es un primer paso para acercarse a ella y una vía de construcción de "puertas abiertas" en quirófano. Tema que hace bien poco compartí en la mesa en la I JORNADA "HUMANIZAR LA ATENCIÓN SANITARIA" invitada por la Unidad de Seguridad del Paciente del Área de Salud de Ibiza y Formentera y donde compartí con grandes personas y profesionales como Carlos Hernandez, Jose Carlos Igeño, Paz Merino, María Costa, Ana Samper, Irene Costa, Manuel Ángel García y Xavier Dabán.

MÓDULO 2. TECNOLOGÍA, ESTRUCTURA Y HUMANIZACIÓN ¿COMPATIBLES?

En esta mesa redonda participaron dos queridos amigos míos, Carles Calaf, enfermero, Modality Manager Intensive Care Area at Dräger Hispania & Portugal, Associated Teacher at UdG- Universitat de Girona, y Chema Cepeda, enfermero, Creador de Salud Conectada.



Puede que la tecnología nos haya acomplejado el trabajo y alejado del paciente en un contexto quirúrgico. Aunque soy del parecer que la responsabilidad no recae en la tecnología sino en el uso que el ser humano le ha dado y le sigue dando. Así es que puede que nos hayamos dejado llevar por la irresponsabilidad y nos ha alejado de esa relación humana entre humanos que tienen la tecnología a su servicio, pero también es cierto que esta misma tecnología nos ha dado posibilidades maravillosas de tratamiento. 
Como dice Carles Calaf, es nuestro deber el saber usarla.

En mi opinión propongo una mirada de la tecnología del presente hacia el futuro para acercarnos con la "H" de Humaniza siempre y cuando aprendamos a vivir humanamente con ella.

La tecnología como todo en la vida, conlleva una responsabilidad que nos da libertad. Soy del parecer que quiero la libertad y las facilidades que me aporta la tecnología apostando primero por mi responsabilidad prioritaria a ser un humano con humanidad. Si no es así, pido por favor que no pongan en mis manos esa tecnología, aún llevando el título de médico o de enfermera... pues no voy a hacer un extraordinario uso de ella.

Os dejo el vídeo de esta interesante reflexión que empieza en el minuto 25' y en la que en el turno de preguntas formulo la siguiente:

"¿Cómo la tecnología que nos habéis presentado del futuro próximo (BigData) va a facilitarnos el acercamiento emocional que realizamos como seres humanos en cada actividad como médicos, enfermeras, pacientes y familiares?"

"El BigData te va a dar herramientas para la toma de decisiones, las emociones las gestiona el ser humano".

"Las emociones las gestionamos las personas, las emociones las sentimos las personas..."

"El BigData nos vuelve a liberar de tiempo para que volvamos a centrarnos en las emociones que son importantes en nuestras vidas. El Bigdata no te va a solucionar lo que te pasa con las emociones que sientes, las emociones las llevamos dentro, las tenemos que gestionar y en nuestro caso, como enfermeras, las emociones de nuestros pacientes son nuestra responsabilidad".


No quiero dejar de escribir estas últimas frases de la entrada de hoy sin antes hacer mención especial al coraje de dos mujeres enfermeras y quirúrgicas. Ellas son Estela Bárzano y Alicia Alba, dos enfermeras del Hospital de la Paz que han abierto mente y corazón para crear un área quirúrgica  más humanizada.

"Si crees que es imposible nunca será posible y si crees que es posible siempre te queda perseverar... en el camino aparecen gratas sorpresas que te llenan de felicidad." 
Raquel Franco

Gracias a tod@s mis amig@s que en el caminar de la humanización vamos cocreando más corazones en quirófano.






Gracias Gabi por aparecer en mi camino en el preciso momento. Gracias Carles por despertar en mí la autovaloración de quién soy en unos momentos donde el desierto aparentaba ser sin oasis. Gracias Chema, por mostrarme que sí se puede dar pasos en el caminar a contracorriente en salud mediante las TIC. Sois fuente de inspiración y de compartir en mi corazón.

Gracias Estela y Alicia por acercaros al reflejo de quién verdaderamente sois. Me hace feliz saber que soy cómplice del acercamiento de otras enfermeras quirúrgicas hacia la humanización del área quirúrgica.

Junt@s sumamos más! Seguimos!!!

Raquel



Comentarios

  1. Hola Raquel, muchas gracias por compartir estas valiosas reflexiones.No solo en el ámbito de la atención hospitalaria, hace falta humanizar los procesos y procedimientos, en la gestión de personas en cualquier actividad empresarial, tambi'en hace falta. Si me lo permites te comparto, http://disolgich.blogspot.com/2016/01/como-ser-mas-humanos-en-la-gestion-de.html, 9 criterios personales, de cómo ser más humanos en la gestión de personas, no solo desde el área de recursos humanos, sino desde cualquier posición directiva.Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página

Entradas populares de este blog

Docencia Express en Quirófano

Iniciamos hace pocos días camino, a una etapa del año, en el bloque quirúrgico, donde se espera mucho en poco tiempo de las enfermeras recién llegadas y que van a sustituir a las veteranas que cogen vacaciones. 
Parece que en estas fechas se acabe el mundo, yendo no deprisa, no, sino como un relámpago, a la hora de enseñar y de aprender técnica y transmitir humanización dentro del quirófano. Y es que la docencia, con estos condicionantes de tiempo, lejos de hacerla efectiva, y progresiva para afianzarse en la persona recién llegada al área, la realizamos con tal presión asistencial que tiene un coste para todos. Una presión que se acentúa por la falta de una planificación adecuada y una defectuosa estrategia marcada por alguien o por el qué que no resulta ser resolutivo; enseñar todo y más, a golpe de mata y en muy poco tiempo, ese es el plan. En definitiva, un estrés añadido no solo para la enfermera que realiza el rol docente, sino que también para la enfermera que necesita ponerse …

Sé la luz de tu paciente en quirófano

Pocas veces se habla de la luz que ilumina un quirófano y es de una brutal importancia a la hora de estar y actuar en él.
La lámpara de un quirófano pone su foco en el punto de mira del cuerpo de la persona que actúa como paciente en ese escenario.
Una persona estirada en una mesa con su cuerpo desnudo y despojado de ropa visible, pero que sigue vestido de emociones intangibles para el ojo humano y sí percibidas por la sensibilidad humana.
Sí, es de gran importancia para una cirugía observar el tejido del paciente por el que los dedos y los instrumentos en las manos del cirujano o cirujana trabajan. 
Ilumina también la extensión de todo ese campo al que llamamos estéril donde el resto del equipo necesitamos estar. Un estar que  atraviesa con nuestra presencia la vulnerabilidad del paciente. 
Este acto lo deberíamos hacer con total claridad para acompañar en el arte de operar. Porque la persona que se expone bajo los focos de una lámpara en quirófano tiene miedo, incertidumbre, desconfianza…

Ficha Técnica nº.4 Varices

Cada instante en quirófano es una oportunidad que te conecta con quién eres y con los demás.
La Enfermería en el escenario quirúrgico me ha aportado mucho crecimiento personal, conocimiento técnico y sobretodo el método  adecuado para ver reflejados mis valores como ser humano.


Cada día me llegan regalos, como estas imágenes que comparto. Me llegan feedbacks de personas que expresan de todo corazón lo que sienten en sus procesos de aprendizaje y que dan sentido a mi trabajo, a mi resiliencia para afrontar resistencias en ésta mi aventura de Humanizar el Área  Quirúrgica del Sistema Sanitario.


Y es que es todo un reto diario facilitar ser, en un área tan técnica, donde el Ego es necesario muchas veces para sobrevivir. Como enfermeras, es nuestra responsabilidad profesional tener presente que siendo seres humanos, somos dueños de nosotros mismos, con más o menos Ego, éste es necesario aunque no es imprescindible para nuestra actividad diaria. Llegamos a aceptarlo y a utilizarlo en determin…