Ir al contenido principal

Ser enfermera quirúrgica de corazón es noticia

Ser enfermera quirúrgica de corazón es noticia en Facilitación Sanitaria.

En mayo os informaba de la conexión y desvirtualización de colegas del Hospital de la Paz. Un hospital que por alguna causa o razón está sensibilizado con la necesidad de humanizar los cuidados quirúrgicos, pues cuando impulsé la iniciativa #5Palabrasmágicas, esta campaña también tuvo una acogida y participación muy elevada en el personal quirúrgico. Recuerdo esas imágenes de manos unidas que bailaban al son de las palabras mágicas "Hola, Por favor, gracias, perdón y a dios".

!La Humanización sigue siendo noticia!

No es una moda pasajera, la Humanización es una tendencia que está para quedarse. Cada vez somos más las personas que movilizadas por el coraje de nuestros corazones estamos llevando nuestra profesión en el sistema sanitario a un nivel más cercano a la excelencia, permitiéndonos valorar, el ser seres humanos que toman con corazón su técnica.

Nuestro amigo Gabi Heras y #humaniza con el Proyecto HUCI vuelve a estar presente en los medios de comunicación. Y es gracias a tod@s nosotr@s que día tras día hacemos con nuestra actividad, que la humanización se tenga en cuenta y sea una realidad presente no sólo en más UCIs de todo el mundo sino también en más Quirófanos.



Me alegra compartir con vosotr@s la gran noticia de que Facilitación Sanitaria lidera ya a más enfermeras que tienen el propósito de humanizar el contexto quirúrgico en el Hospital La Paz de Madrid.

Con esta entrada de hoy quiero presentaros a Estela Bárzano, una enfermera que desde hace tiempo me sigue los pasos por la Humanización del Área Quirúrgica y que según comenta ella, la he co-inspirado para tomar compromiso a esto de dar voz al corazón dentro del quirófano. 

Me siento agradecida de ser, como ella comenta, faro de luz para llevar la ilusión de crear nuevos contextos quirúrgicos más humanizadores. La familia #humaniza se hace más y más grande.

Sin más os dejo con ella...

"Si crees que es imposible nunca será posible y si crees que es posible siempre te queda perseverar... en el camino de crear nuevas realidades aparecen gratas sorpresas que te llenan de felicidad".

Raquel Franco



Estela Bárzano, enfermera Hospital de La Paz

"Hola, soy Estela, enfermera que me propongo ser feliz cada día que me levanto.
Me considero una persona responsable, perseverante, sensible, exigente conmigo misma e impaciente, lo que a veces me lleva a sufrir un poco.
Tanto a nivel personal como profesional me siento bien cuando puedo ayudar a los demás y mis relaciones son sinceras con los que me rodean. Mi vida está muy condicionada por las relaciones humanas, doy mucho valor a las buenas relaciones familiares, de amistad, de pareja, con mis pacientes y con mis compañeros de trabajo. 
Durante estos años trabajando en el área quirúrgica he observado en mí misma que me cuesta relacionarme con los demás de manera afectiva cuando no tengo suficiente confianza. Para mejorar esta condición desventajosa, me he puesto a aprender a expresar mis emociones y comunicarme con asertividad con las personas con las que he vivido situaciones que las han desencadenado, sin acusaciones ni malas formas, detallando qué situación o conducta es la que me ha afectado. Este hábito me ayuda a sentirme mejor conmigo misma y mejora la relación con los demás dentro del equipo que formamos.
Cada día que pasa me gusta más vivir expresando mis emociones, me hace más feliz. 
¿Qué te llevó a parar con el ritmo "frenético" que se vive en quirófano día tras día para reflexionar sobre cómo se están haciendo las cosas en el Área Quirúrgica?
Muchos días, al regresar a casa después de la jornada de trabajo, a pesar de que las cirugías en las que había participado como enfermera instrumentista o circulante habían salido adelante sin complicaciones técnicas, no conseguía sentirme realizada con el trabajo que había desempeñado, por el hecho de tener la sensación de no haber humanizado mis cuidados quirúrgicos lo que me hubiese gustado.
A consecuencia de haber tenido unas experiencias que no me permitían haberme acercado más al paciente por miedo de perder tiempo en preparar el quirófano por ejemplo, o el instrumental requerido, por las prisas y la carga de trabajo a la que frecuentemente estamos sometidas las enfermeras. O bien, una sensación deshumanizada porque había vivido y presenciado situaciones entre compañeros irrespetuosas, o porque no había expresado lo que pienso al observar una mala actitud que creo que puede cambiarse y dar calidad al trabajo del equipo porque he vivido falta de compañerismo intra e interprofesional... etc...
Por lo general, yo cuando vivo una situación que me resulta desagradable, me digo a mi misma:
<Estelita, hija, ¿qué es lo que tú puedes hacer para que esta situación mejore?>.
Y con la respuesta que obtengo de mi misma, es cuando tomo la decisión de hacer algo para cambiar la situación que me desagrada.
En la actualidad tengo una necesidad enorme de seguir creciendo profesionalmente y personalmente y por ello me he propuesto "intentar hacer algo por cambiar o mejorar todas esas cositas" de mi entorno laboral que cuando vuelvo a casa del trabajo me preocupan y no me dejan estar cómoda conmigo misma. Me gustaría conseguirlo para poder decir que disfruto de mi trabajo al 100%. ¡Me encanta mi trabajo en quirófano, a pesar del ambiente frío en el que nos movemos los profesionales quirúrgicos creo está al alcance de todos "abrigar nuestras relaciones y conseguir que nadie nos quedamos fríos".
¿Encontraste una salida a tu bloqueo?¿Dónde?¿Cuál fue?
Sí, encontré varias, curiosamente todas a través de Internet, por ello he empezado a creer en la tecnología humanizada. Empecé a buscar temas relacionados con la Humanización Sanitaria y entre la información que encontré vi que había varis Jornadas organizadas relacionadas con el tema. Decidí empezar a asistir a algunas de las Jornadas que se realizaban en el mes de mayo; "Al otro lado del pijama" y "II Jornadas de HUCI" donde se reunían compañeros sanitarios que compartían los mismos intereses y necesidades que yo y me podrían resultar enriquecedoras.
Encontré el Blog Facilitación Sanitaria de Raquel Franco y lo empecé a seguir, por sentirme identificada con la enfermera quirúrgica que ella describe en muchos de los post que escribe y porque me gustan mucho las iniciativas que Raquel propone de forma sencilla y divertida para conseguir humanizar más el quirófano.
Todas estas salidas que he encontrado a mi bloqueo me ha facilitado tomar la iniciativa de empezar a "hacer algo" en el quirófano donde yo trabajo para conseguir respirar un aire más humanizado.
¿De qué manera conociste a Raquel y su Proyecto Facilitación Sanitaria? 
Descubrí su presencia en las redes y Facilitación Sanitaria donde habla de Humanizar la Asistencia Sanitaria y los Cuidados Quirúrgicos, realizando una revolución desde dentro, dando valor al ser humano y los cuidados invisibles en este contexto tan tecnificado para ejercer la enfermería. 
El 12 de Mayo, día Internacional de la Enfermería, al regresar de las Jornadas de Humanización "Al otro lado del pijama" en la Universidad Complutense de Madrid, emocionada por lo que había aprendido y sentido en aquella mañana, pensé en Raquel porque mucho de lo que yo había sentido al leer su blog también lo había experimentado en estas jornadas. Entonces pensé que era un buen día para felicitarla por su proyecto y así lo hice. Decidí contactar con ella vía email. Le comenté que yo también compartía sus inquietudes por la Humanización en el Quirófano y que estaba motivada por empezar a ponerme al día en la Humanización Sanitaria. Le comuniqué que en los próximos días iba a asistir a las II Jornadas de HUCI en Barcelona y que si ella asistía me encantaría conocerla.
Me alegró mucho su rápida contestación ofreciéndome su teléfono y mostrándome muchas ganas por conocernos en Barcelona. El 26 de Mayo en el primer descanso de las jornadas, junto a mi amiga Alicia, me dirigí a ella para presentarme y conocerla. 
El día que pudiste desvirtualizar a Raquel y conocela personalmente, ¿qué te llevaste de ese encuentro? 
Me sorprendió gratamente que una persona a la que conocía de tan poquito tiempo estuviese "tan abierta a mi", dispuesta a ayudarme en lo que necesitaba, sin conocerme de nada; contando sólo con que compartíamos las mismas inquietudes sanitarias, "la necesidad de calor quirúrgico". Estoy muy contenta de haber conocido a Raquel, ella es para mí desde el día que la conocí un pilar importante en la Humanización, en el que me he inspirado, con el que cuento y me apoyo para poder llevar la Humanización Quirúrgica al Hospital donde trabajo.
El 26 y 27 de Mayo asististe a las II Jornadas de Humanización de los cuidados intensivos. ¿Qué te aportó asistir a esas jornadas en que se habló de humanización?.
Fueron unas jornadas muy, muy enriquecedoras a todos los niveles. 
A nivel personal me han hecho reflexionar mucho para superarme a mí misma y mejorar. Me han dado un empujón enorme para romper con miedos que me paralizan y aveces no me dejan seguir creciendo. 
También me han hecho valorar aún más la amistad que tengo con mi gran amiga y compañera Alicia Alba, que fue "la muleta" que me llevé de apoyo a Barcelona. Gran parte de la riqueza que me han aportado las #IIJHUCI se la debo a ella, porque si ella no me hubiese acompañado no sé si al final hubiese ido sola. Le estoy muy agradecida por su confianza, su lealtad, su cariño, su comprensión y su generosidad por el esfuerzo que hizo por acompañarme hasta Barcelona dejando a sus peques por tres días en Madrid y por estar siempre que la necesito. 
A nivel profesional me han motivado mucho para seguir cultivando mi vocación y amar mi profesión. Después de conocer a Raquel Franco y a Gabi Heras y su recorrido en la Humanización a los que estoy muy y muy agradecida por compartir sus inquietudes por humanizar la sanidad desde distintos servicios, estoy convencida de que se puede conseguir humanizar más el quirófano, es cuestión de proponérselo y perseverar!
¿Crees que es posible hacer un cambio de paradigma en la visión de los cuidados quirúrgicos tal y como impulsa Raquel aportando la "H" de Humaniza en Quirófano?.¿Por dónde empezar?
¡Claro que lo creo!. Sacando lo mejor de cada uno, nuestra dignidad como persona. Adoptando actitudes de respeto, amor, sensibilidad y tolerancia con nosotros mismos, con nuestros compañeros, paciente y sus familias. Así podremos aportar la "H" de Humanizar a los quirófanos donde trabajamos. 
Yo me he propuesto aprender a expresar las emociones que siento sin agresividad y sin culpabilizar a nadie, ponerles nombre, atenderlas y saber cómo descargarlas. Considero que quienes nos sentimos comprometidos con llevar la "H" hasta el quirófano, debemos fomentar  e insistir más en que tan importantes son los conocimientos, las habilidades y el dominio de las técnicas quirúrgicas como dar calor a las relaciones humanas que conlleva nuestro trabajo, para conseguir profesionales quirúrgicos competentes. 
¿Cómo te encuentras hoy tras conocer el proyecto y cuál es tu siguiente objetivo?
¡Emocionada!. Ilusionada por haber encontrado en Facilitación Sanitaria a Raquel y en mi entorno quirúrgico compañeras que también están interesadas en "dar calor al trato humano en el quirófano" y que me están ayudando mucho a poner en funcionamiento el reto que me he propuesto que es intentar acercar la "H" de Humanizar al quirófano donde trabajo.
El próximo 21 de Octubre se celebran las IX Jornadas Nacionales de Enfermería "Humanizando el proceso de cuidar". Tanto Gabi Heras de Proyecto HUCI como Raquel Franco creadora e impulsora de Facilitación Sanitaria van a estar presentes en la Jornada. ¿Tienes intención de inscribirte? 
Sí tengo intención de inscribirme. Quiero seguir aprendiendo y compartiendo con otros compañeros conocimientos y emociones del "mundo humanizador". Aspiro a seguir creciendo como enfermera y me empeño en ser feliz con el trabajo que desempeño día a día.

Gracias Estela por contribuir a que el sueño de tod@s l@s que amamos nuestra profesión para crear un Área Quirúrgica más humanizadora sea una realidad más común y sistematizada. La familia #humaniza te da la bienvenida.





  

Comentarios

  1. Una parte de la humanización del quirófano consiste en evitar la desnudez innecesaria en la mesa de operaciones. Es algo que viene en todos los manuales y no se sigue con la escrupulosidad que exige la actual legislación. Es obvio que cuando el campo operatorio es genital o del bajo abdomen los genitales se exponen durante el pintado antiséptico. Pero ya no lo es tanto para el abdomen medio o tórax. Los genitales pueden taparse durante el pintado,y SABEMOS QUE NO SIEMPRE SE HACE. Como el paciente está anestesiado... Estamos obligados a preservar esa intimidad aunque no se dé cuenta, por favor. Somos profesionales. ¿O no invade innecesariamente la intimidad un mirón que ve cómo se pasea desnuda en su casa, sin darse cuenta de que la están mirando? El paciente no dice nada, pero confia en nosotros. Y, con frecuencia, es fallamos y, lo que es peor, aprovechando su indefensión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Es cierto que a puertas hacia dentro, la automatización de procedimientos técnicos pueden invadir, sin intención, la dignidad del ser humano que se encuentra en la mesa Quirurgica inconsciente por la anestesia. Es tarea y responsabilidad del ser humano que cuida y cura al paciente inconsciente, de dar valor a su dignidad y proteger su sentimiento de vulnerabilidad. Para ello es necesario conciencia, empatía, comunicación y valores, muchos valores humanos que arropen la dignidad de ser humano, ya tengas rol de paciente y estés en la mesa de operaciones inconsciente, en manos del cirujano y compañía o ya tengas ese rol de cirujano y enfermera que prepara el campo quirúrgico para realizar la técnica invasiva.
      Necesitamos dar valor a la voz que como tú expresas, pues esas circunstancias indignas se dan aún hoy y pueden ser mejoradas.
      Así es que agradecemos de todo corazón que hayas pasado por esta casa virtual y compartamos junt@s visiones de mejora. Un saludo!

      Eliminar
  2. Hoy me siento orgullosa de mi compañera y amiga Estela porque pone en marcha un proyecto bonito para seguir disfrutando de la profesión que un día nos eligió.
    Hay muuucho por hacer pero también hay muchas ganas y mucho cariño detras de todo ésto. Como diría mi abuela: "de ningún cobarde se ha escrito nada" Pues eso...no estas sola!!! Mucho ánimo y mucha fuerza y a por todas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queridísima Ana! Muchas gracias por tus palabras de afecto. Para mí el hecho de que hayas decidido acompañarme en este proyecto me satisface mucho. Poder contar con compañeras quirúrgicas como tú que no quieren olvidarse de la vocación que les impulsó a ser enfermeras y están dispuestas a dar lo mejor de sí mismas en su trabajo del día a día me hace muy feliz.
      Un besazo.

      Eliminar
  3. MUCHAS GRACIAS RAQUEL POR TODO...

    Por la Humanización que desprendes.

    Por acompañarme en cada uno de los pasos que doy en el camino que he empezado a recorrer de la humanización quirúrgica "en todos tus modos facilitadores" con aliento, tus iniciativas, felicitaciones, agradecimientos, apoyo...

    Por haberme abierto tu corazón y por tu cercanía desde que nos conocimos, a pesar de estar a tantos kilómetros de distancia.
    Por ser una Persona tan valiente, me inspiras mucho para poder conseguir mis retos.

    Por la iniciativa tan buena que has tenido de hacerme esta entrevista.
    Ha sido "un grito a los cuatro vientos" de la necesidad de Humanizar los cuidados quirúrgicos y de momento vemos que no somos nosotras solas las que sentimos dicha necesidad (compañeros, pacientes y amigos que han pasado por el proceso quirúrgico) ellos también lo ven y nos dan mucha energía para seguir trabajando en este proyecto.

    Encantada de haberme cruzado contigo en este camino, me despido hasta el próximo paso.��

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página

Entradas populares de este blog

Docencia Express en Quirófano

Iniciamos hace pocos días camino, a una etapa del año, en el bloque quirúrgico, donde se espera mucho en poco tiempo de las enfermeras recién llegadas y que van a sustituir a las veteranas que cogen vacaciones. 
Parece que en estas fechas se acabe el mundo, yendo no deprisa, no, sino como un relámpago, a la hora de enseñar y de aprender técnica y transmitir humanización dentro del quirófano. Y es que la docencia, con estos condicionantes de tiempo, lejos de hacerla efectiva, y progresiva para afianzarse en la persona recién llegada al área, la realizamos con tal presión asistencial que tiene un coste para todos. Una presión que se acentúa por la falta de una planificación adecuada y una defectuosa estrategia marcada por alguien o por el qué que no resulta ser resolutivo; enseñar todo y más, a golpe de mata y en muy poco tiempo, ese es el plan. En definitiva, un estrés añadido no solo para la enfermera que realiza el rol docente, sino que también para la enfermera que necesita ponerse …

Sé la luz de tu paciente en quirófano

Pocas veces se habla de la luz que ilumina un quirófano y es de una brutal importancia a la hora de estar y actuar en él.
La lámpara de un quirófano pone su foco en el punto de mira del cuerpo de la persona que actúa como paciente en ese escenario.
Una persona estirada en una mesa con su cuerpo desnudo y despojado de ropa visible, pero que sigue vestido de emociones intangibles para el ojo humano y sí percibidas por la sensibilidad humana.
Sí, es de gran importancia para una cirugía observar el tejido del paciente por el que los dedos y los instrumentos en las manos del cirujano o cirujana trabajan. 
Ilumina también la extensión de todo ese campo al que llamamos estéril donde el resto del equipo necesitamos estar. Un estar que  atraviesa con nuestra presencia la vulnerabilidad del paciente. 
Este acto lo deberíamos hacer con total claridad para acompañar en el arte de operar. Porque la persona que se expone bajo los focos de una lámpara en quirófano tiene miedo, incertidumbre, desconfianza…

Ficha Técnica nº.4 Varices

Cada instante en quirófano es una oportunidad que te conecta con quién eres y con los demás.
La Enfermería en el escenario quirúrgico me ha aportado mucho crecimiento personal, conocimiento técnico y sobretodo el método  adecuado para ver reflejados mis valores como ser humano.


Cada día me llegan regalos, como estas imágenes que comparto. Me llegan feedbacks de personas que expresan de todo corazón lo que sienten en sus procesos de aprendizaje y que dan sentido a mi trabajo, a mi resiliencia para afrontar resistencias en ésta mi aventura de Humanizar el Área  Quirúrgica del Sistema Sanitario.


Y es que es todo un reto diario facilitar ser, en un área tan técnica, donde el Ego es necesario muchas veces para sobrevivir. Como enfermeras, es nuestra responsabilidad profesional tener presente que siendo seres humanos, somos dueños de nosotros mismos, con más o menos Ego, éste es necesario aunque no es imprescindible para nuestra actividad diaria. Llegamos a aceptarlo y a utilizarlo en determin…