Ir al contenido principal

Un viaje con-ciencia


Durante mis viajes me regalo tiempo. 

Es un tiempo al que dedico a vivir instantes para estar conmigo misma fuera de mi ámbito y mi área de confort y rutina. Desde donde la vida me pone a mi alcance, la oportunidad de realizar grandes aprendizajes y conocer maravillosas personas.

Hoy quiero compartiros algunos de los aprendizajes propios de un maravilloso viaje al mundo de la Simulación como metodología de Entrenamiento de Equipos Humanos. De entre ellos, el aprendizaje que quiero destacar con esta entrada es:

Siempre puedes transformar el dolor en aprendizaje y con ello iniciar un proceso donde aprender de los errores

Sé que a much@s de vosotr@s os hubiera gustado haber estado presentes en la Formación que impartí como Instructora Externa, Experta en Cuidados Quirúrgicos Humanizados, en el Aula de simulación del Hospital General Universitario de Ciudad Real. Os quedasteis algun@s fuera por ser un  curso de foro limitado, aunque gracias a las redes sociales os he querido mantener informad@s con impresiones y reflexiones por Facebook y Twitter. Espero os haya sido de utilidad!

Vari@s de vosotr@s os habéis puesto en contacto conmigo para comentarme vuestro interés sobre este tema. Es por ello que quiero compartir aquellos puntos que me parece podrían interesaros de mi experiencia y anunciaros que mi colega y amiga Begoña Izquierdo, la Coordinadora de Plan Dignifica en Ciudad Real está trabajando muy duro para que se de la posibilidad de impartir una nueva edición de esta formación próximamente. 

Así es que estad atentos, sobre todo los que vivís en Ciudad Real y alrededores.

¿Qué es la Simulación?

La simulación clínica es una metodología docente que trata de situarnos en un contexto que imite algún aspecto de la realidad y en establecer en ese ambiente, situaciones similares a las que vivimos o deberemos enfrentar en un futuro.

Es para mi un excepcional laboratorio donde co-crear el escenario que queramos, para trabajar alguno de los objetivos que nos interese trabajar en competencias internas de enfermería.

Los intereses de Facilitación Sanitaria, como sabéis, es de impulsar la Humanización en área quirúrgicas y formar a las personas en desarrollar habilidades internas profesionalmente, basadas por ejemplo en el Coaching, el Crew Resource Management (CRM) y en la Cultura de Seguridad, haciendo referencia al Trabajo en Equipo, el Liderazgo y la Comunicación eficaz. Esas habilidades internas que como la empatía, debemos desarrollar y perfeccionar durante nuestra carrera profesional junto a herramientas de autoconocimiento y reflexión.

Cuando Begoña Izquierdo me llamó para pedirme asesoramiento en el tema de la Humanización de Cuidados Quirúrgicos, compartimos grandes ideas para realizar actividades en el Hospital General Universitario de Ciudad Real dentro del plan Dignifica.
Se intensificó el brillo de mi corazón hasta tal punto que se me ocurrió co-crear con ella y Alejandro Martínez, instructor interno del Aula de Simulación del hospital, tres casos donde trabajáramos aspectos como la falta de dignidad de las personas en ámbito quirúrgico y dar así una formación con la posibilidad de adquirir competencias no técnicas.

Y es que las técnicas básicas las aprendemos durante la carrera, aunque conforme va pasando el tiempo, se van perfeccionando, no sólo por la experiencia y la habilidad adquirida sino también por otras formaciones de postgrado que realizamos.

Sin embargo a lo largo de esta vida profesional hemos tenido un cierto vacío de estas otras  habilidades no técnicas a las que recurrimos para los procedimientos y actividades que llevamos a cabo y no sólo en nuestra formación a nivel particular, sino también en la formación del resto de colegas. Ese vacío que relacionamos con la ausencia de preparación  para el trabajo en equipo, para dar y recibir órdenes correctamente en situaciones de estrés, para realizar una trasferencia del paciente con el fin de garantizar una continuidad de cuidados dando valor a la dignidad del ser o para liderar y mantener una comunicación efectiva que ponga  como centro a las personas.

Si te estás preguntando:

¿Cómo puedo aprender todas estas habilidades que no son técnicas pero que son primordiales en situación de urgencia y emergencia?

¿Cómo puedo yo aprender a trabajar en equipo?

Chachan!!!

Te has respondido... Tu respuesta es correcta! 

En simulación podemos trabajar de una manera muy eficaz estas competencias por darse en un medio controlado y mentorizado por expertos.

Y eso es a lo que nos propusimos Alejandro Martinez, Begoña Izquierdo y yo con tres casos:

CASO 1

Paciente que tiene que ser intervenido de una cirugía correctora de antepie. El anestesista decide hacer anestesia raquídea. Es un paciente fumador y con posible vía aérea difícil. El anestesista  se pone a ello casi sin informar al paciente de lo que está haciendo y tiene dificultad para pinchar el bloqueo y se queja del paciente que cada vez se va poniendo más nervioso.

CASO 2

Paciente de 16 años a intervenir de osteocondroma en miembro inferior derecho que rechaza anestesia general y está muy ansioso. Es, además un paciente con vía aérea difícil, y junto cuando se va a realizar la inducción, se realiza cambio de turno. Se ha tomado toda la atención a la dificultad en la intubación. El cirujano tiene mucha prisa, pide en voz alta que pongan el antibiótico que nadie lo ha hecho y está de mal humor. No encuentra el osteocondroma y pide ver la RX, en ese momento la enfermera se da cuenta que están operando la otra pierna.

CASO 3

Dejan al paciente, joven que tiene que operarse de hernia inguinal, en el pasillo del antequirófano, junto a otro paciente que deben operar en otro quirófano y que es el compañero de habitación. Está cansado de esperar y muy ansioso. Ha pasado tres cuartos de hora desde que lo bajaron de la habitación a quirófano. El equipo quirúrgico va a ver al paciente  y lee claramente en la historia clínica que es VIH positivo. Veremos cómo los alumnos realizan la entrevista del paciente y afrontan la situación.



Durante el espacio de tiempo que dedicamos a conocernos y promover ese ambiente de confianza entre todos los que asistimos a la formación, se dio la ocasión de expresar emociones que estaban pendientes de gestionar y por cerrar, de situaciones que los alumnos habían experimentado previamente y que también en su día a día en quirófano las habían vivido como para que se diera  el pistoletazo y comentar allí. 

Compartimos cómo se vive de mal que un sistema sanitario nos arrastra a la rutina y que no hace nada para salir de ella. Algunos de ellos se quejaban de que no existía desde el sistema, el incentivo necesario para que formaciones de este tipo, fueran parte del programa curricular de un profesional sanitario.

Tras mi intervención junto a la intervención de Alejandro, Begoña y Víctor, entre todos los alumnos que participaron también, éstos salieron más conscientes de que la responsabilidad de qué es lo que les pasa con lo que viven dentro del sistema, no es del sistema en sí, sino de cada uno. La responsabilidad de sentir es nuestra, y no tiene culpables. Cuando eso, se hizo consciente, la mirada cambió y con ello las estrategias de afrontamiento ante situaciones complejas que se dan en la realidad quirúrgica con frecuencia, como por ejemplo, los tres casos que propusimos para trabajar en el aula de simulación.

Os dejo con el video de imágenes que edité como recuerdo y os propongo después un examen de conciencia profesional





EXAMEN DE CONCIENCIA


Ya os he presentado con anterioridad a mi querida amiga Edita Falco, quien es una apasionada de la Seguridad del Paciente, y que da su visibilidad en las RRSS proponiendo espacios de reflexión sobre ese tema.
Es por ello que se meocurrió trasladar uno de esos espacios aquí, en esta entrada en la que la conciencia es fundamental para nuestra actividad.

Cuando vas a efectuar una tarea, podemos fallar por varios motivos. Imaginemos que estamos frente a James Reason que nos intima a hacer una autoevaluación que va a pasar por muchas áreas.

Las siguientes preguntas son en verdad de este autor:

1. CONOCIMIENTO
    Recién recibido al área quirúrgica, o en formación:
  • ¿Sientes que has recibido suficiente entrenamiento para llevar a cabo esta tarea?.
  • ¿Tienes la competencia necesaria para llevar a cabo esta tarea?.
  • ¿Conoces las normas y protocolos sobre este procedimiento?.
  • ¿Cómo sabes si estás actualizado?.
  • ¿El personal recibe las normas y protocolos?
  • ¿Hay personal superior a quien puedas consultar?.
  • ¿Conoces al resto de personal, a los pacientes y al modo de trabajar de esta unidad?.
Si crees que estas preguntas son irrelevantes te recordamos que:

- Una enfermera en Inglaterra dio por vía venosa una inyección preparada de eritromicina a un recién nacido.No sabía que se daba de ese modo por vía oral.
- Una enfermera en Madrid pasó por vía venosa una alimentación enteral. No estaba familiarizada con el proceso, no sabía que se daba de ese modo por vía oral.

2. COMPETENCIA Y EXPERIENCIA

  • ¿Has desarrollado workarounds (atajos para ir más rápido o solucionar una dificultad momentánea?.
  • ¿Has desarrollado automatismos involuntários ?
  • ¿Es un trabajo que haces tan a menudo que no necesitas pensar?.
  • ¿Podrías haber hecho algo mal sin darte cuenta?.
  • ¿Te sientes muy confiada, quizás demasiado confiada, en tu experiencia y competencia?.
  • ¿O por el contrario, te falta seguridad?.
3. ESTADO ACTUAL EN EL MOMENTO DE TRABAJAR

Cansancio y hora del día:
  • ¿Has podido tomar unos minutos de descanso?.
  • ¿Estás trabajando doble turno, estás en días feriados o en momentos donde el trabajo aumenta notablemente?.
  • ¿Tuviste algún problema personal o familiar importante antes de venir a trabajar?
  • ¿Te sientes estrenada, enferma?.
  • ¿Consumes alcohol o drogas?.
  • Existen factores de estrés en este momento en el trabajo: inestabilidad laboral, mobbing?.

Estas reflexiones alertan sobre varios riesgos:

- El desempeño de una tarea rutinaria lleva al automatismo y por lo tanto expone a un acto equivocado al perder el control consciente de nuestros actos.
- Los atajos, por otra parte, si bien pueden sacarnos del paso momentáneamente, carecen de los necesarios controles de seguridad y exponen a errores (no pesar al paciente preguntándole el peso, preparar dos medicamentos al mismo tiempo...).
- El estado actual al momento de realizar la tarea es un factor que se ha subestimado. Se ve como normal el trabajo por largas horas, el cansancio como señal de debilidad...
- Es sabido que las emociones mal gestionadas facilitan cierto tipo de errores. La rabia (enfado) por ejemplo lleva a una mala relación con el paciente. La monotonía  que a veces se da, predispone a los errores en el automatismo, así como las preocupaciones.
- La salud, obviamente, tiene una gran importancia.

Ahora toma especial atención a lo que James Reason propone como principios para la gestión de los errores en un sistema de organización que puede ser perfectamente el quirúrgico.

LOS 12 PRINCIPIO DE LA GESTIÓN DE ERRORES


James Reason, Profesor Emérito de la Universidad de Manchester, estableció 12 principios sistémicos centrados en los factores humanos de la gestión de errores en su libro Manejo del error de mantenimiento: una guía práctica (co-escrito con Alan Hobbs y publicado en 2003). 

Estos principios son válidos más allá del mantenimiento de la aviación y merecen la pena volver a visitarlos:

1. El error humano es universal e inevitable: la falibilidad humana puede ser moderada, pero nunca puede ser eliminada.

2. Los errores no son intrínsecamente malos: el éxito y el fracaso surgen de las mismas raíces psicológicas. Sin ellos no podríamos aprender ni adquirir las habilidades que son esenciales para un trabajo seguro y eficiente.

3. No se puede cambiar la condición humana, pero se pueden cambiar las condiciones en que los seres humanos trabajan: Las situaciones varían enormemente en su capacidad para provocar acciones no deseadas. La identificación de estas trampas de error y el reconocimiento de sus características son preliminares esenciales para la gestión eficaz de errores.

4. Las mejores personas pueden cometer los peores errores: Nadie es inmune. Las mejores personas a menudo ocupan las posiciones más responsables y con ello sus errores pueden tener el mayor impacto ...

5. La gente no puede evitar fácilmente aquellas acciones que no tenían intención de cometer: culpar a la gente por sus errores es emocionalmente satisfactorio pero remedialmente inútil. No debemos, sin embargo, confundir la culpa con la rendición de cuentas. Todos deben ser responsables de sus errores [y] reconocer los errores y esforzarse por ser conscientes para evitar la recurrencia.

6. Los errores son consecuencias y no causas:  los errores tienen un historial. Descubrir un error es el comienzo de una búsqueda de causas, no el fin. Sólo comprender las circunstancias ... podemos esperar limitar las posibilidades de su recurrencia.

7. Muchos errores caen en patrones recurrentes: orientar esos tipos de errores recurrentes es la forma más eficaz de implementar recursos limitados de administración de errores.

8. Los errores significativos de seguridad pueden ocurrir en todos los niveles del sistema: Errores no son el monopolio de aquellos que se ensucian las manos. Cuanto más arriba está un individuo en una organización, más peligrosos son sus errores. Las técnicas de gestión de errores deben aplicarse en todo el sistema.

9. La administración de errores se trata de administrar el manejable: las situaciones e incluso los sistemas son manejables si estamos atentos. La naturaleza humana - en el sentido más amplio - no lo es. La mayoría de las soluciones duraderas ... implican medidas técnicas, procedimentales y organizativas más que puramente psicológicas.

10. La gestión de errores consiste en hacer que la gente buena sea excelente: los excelentes desempeñan rutinariamente su preparación para actividades potencialmente desafiantes ensayando mentalmente sus respuestas a una variedad de situaciones imaginarias. Mejorar las habilidades de detección de errores es al menos tan importante como hacer a las personas conscientes de cómo surgen los errores en primer lugar.

11. No hay una mejor manera: Diferentes tipos de problemas de los factores humanos ocurren en diferentes niveles de la organización y requieren diferentes técnicas de gestión. Diferentes culturas organizacionales requieren diferentes "mezcla y correspondencia"  de técnicas. 

12. La gestión eficaz de errores tiene como objetivo la reforma continua no los arreglos locales: Siempre hay una fuerte tentación de centrarse en los últimos errores , pero tratar de prevenir los errores individuales es como golpear los mosquitos ... la única manera de resolver el problema de los mosquitos es drenar los pantanos en los que ellos crían La reforma del sistema en su conjunto debe ser un proceso continuo cuyo objetivo es contener grupos enteros de errores en lugar de simples errores.

Para finalizar la entrada de hoy,  recomiendo que tomes atención a esta charla TED de Amy Edmondson, que te invita a conocer cómo construir un lugar de trabajo psicológicamente seguro.




Este viaje con-ciencia ya tiene retorno. Y es que de Ciudad Real volví con mi corazón vibrando con una "H" de Humaniza más grande.

Recuerdo cómo tan solo hace 4 años, coincidiendo con un momento de mi vida de crisis y cambio, se hizo realidad uno de mis sueños, dar valor a lo esencial y digno del ser humano también en Congresos Científicos y Programas Académicos dentro de la Enfermería Quirúrgica.

Inicié mi camino en solitario, muy en solitario incluso antes de ser yo muy consciente de uno de mis propósitos en la vida, humanizar las Áreas Quirúrgicas facilitando consciencia a las personas que las integran y que forman grandes equipos humanos.

Aunque puede que algunas personas les resulte que mi trabajo es sencillo creyendo que se me dan las circunstancias y teniendo el contexto ideal, no es así. Si fuera así, puede que nunca hubiera despertado de la necesidad de aportar Amor a lo que hacemos dentro de un quirófano. Y es que sólo se despierta uno, cuando sale de su área de confort. Sí, ya sé, salir de ahí duele. Y puede que mucho... aunque siempre puedes transformar ese dolor en aprendizaje. Ese fue uno de mis objetivos, porque es en ese lugar, fuera del área de confort, donde realmente se da el aprendizaje lo dirijas hacia donde quieras dirigirlo.

Dar pasos por el camino de la Humanización del Bloque Quirúrgico me llevó a conocer maravillosas personas inquietas como yo. Personas que viven su profesión desde el corazón y que tan falta hacen en el sistema sanitario para verdaderamente poder localizarlo dentro de un modelo que se centre en las personas y no en la enfermedad.

En este caminar he dado cursos, talleres, conferencias, he presentado ponencias y posters, aportando una visión  humanizada de este ambiente que rompe con esquemas, creencias y juicios de valor que se resisten al cambio. Lidiar con resistencias no es fácil, no. Sobretodo con las resistencias de una misma que no son pocas. Por este motivo cree un proyecto que entre todos pudiéramos hacer Fácil lo aparentemente difícil de hacer.

Gracias por tu atención! Y a seguir compartiendo!




Comentarios

  1. Wow Raquel !! Que maravilla de post. Esos casos que planteas en tu taller ,me lo explican a veces los pacientes una vez en planta ya intervenidos.Refieren soledad y ansiedad, en la camilla al llegar esperando en pre-anestesia,curiosamente,sobretodo si son mujeres, ansiedad de pensar en su familia que esta fuera esperando.
    Que importante que haya personas como tú que trabajeis en este sentido, y no ha de ser fácil puesto que el ritmo de un quirófano es el.que es, y hay momentos de todo...
    De verdad que toda mi.admiración mas sincera !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Cristina. Me alegra tu visita por aquí y tú aportación. Si diéramos más visibilidad a la voz del paciente quizás también se llevaría más a cabo la escucha de sus necesidades y de esta manera desarrollaríamos profesionalmente mucho mejor nuestras habilidades internas siendo enfermeras. Porque en nuestra relación de cuidadoras y cuidadores se establece siempre un aprendizaje humano bidirectional, independientemente del ambiente donde se sitúe, este no debería condicionar. Un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página

Entradas populares de este blog

Docencia Express en Quirófano

Iniciamos hace pocos días camino, a una etapa del año, en el bloque quirúrgico, donde se espera mucho en poco tiempo de las enfermeras recién llegadas y que van a sustituir a las veteranas que cogen vacaciones. 
Parece que en estas fechas se acabe el mundo, yendo no deprisa, no, sino como un relámpago, a la hora de enseñar y de aprender técnica y transmitir humanización dentro del quirófano. Y es que la docencia, con estos condicionantes de tiempo, lejos de hacerla efectiva, y progresiva para afianzarse en la persona recién llegada al área, la realizamos con tal presión asistencial que tiene un coste para todos. Una presión que se acentúa por la falta de una planificación adecuada y una defectuosa estrategia marcada por alguien o por el qué que no resulta ser resolutivo; enseñar todo y más, a golpe de mata y en muy poco tiempo, ese es el plan. En definitiva, un estrés añadido no solo para la enfermera que realiza el rol docente, sino que también para la enfermera que necesita ponerse …

Sé la luz de tu paciente en quirófano

Pocas veces se habla de la luz que ilumina un quirófano y es de una brutal importancia a la hora de estar y actuar en él.
La lámpara de un quirófano pone su foco en el punto de mira del cuerpo de la persona que actúa como paciente en ese escenario.
Una persona estirada en una mesa con su cuerpo desnudo y despojado de ropa visible, pero que sigue vestido de emociones intangibles para el ojo humano y sí percibidas por la sensibilidad humana.
Sí, es de gran importancia para una cirugía observar el tejido del paciente por el que los dedos y los instrumentos en las manos del cirujano o cirujana trabajan. 
Ilumina también la extensión de todo ese campo al que llamamos estéril donde el resto del equipo necesitamos estar. Un estar que  atraviesa con nuestra presencia la vulnerabilidad del paciente. 
Este acto lo deberíamos hacer con total claridad para acompañar en el arte de operar. Porque la persona que se expone bajo los focos de una lámpara en quirófano tiene miedo, incertidumbre, desconfianza…

Ficha Técnica nº.4 Varices

Cada instante en quirófano es una oportunidad que te conecta con quién eres y con los demás.
La Enfermería en el escenario quirúrgico me ha aportado mucho crecimiento personal, conocimiento técnico y sobretodo el método  adecuado para ver reflejados mis valores como ser humano.


Cada día me llegan regalos, como estas imágenes que comparto. Me llegan feedbacks de personas que expresan de todo corazón lo que sienten en sus procesos de aprendizaje y que dan sentido a mi trabajo, a mi resiliencia para afrontar resistencias en ésta mi aventura de Humanizar el Área  Quirúrgica del Sistema Sanitario.


Y es que es todo un reto diario facilitar ser, en un área tan técnica, donde el Ego es necesario muchas veces para sobrevivir. Como enfermeras, es nuestra responsabilidad profesional tener presente que siendo seres humanos, somos dueños de nosotros mismos, con más o menos Ego, éste es necesario aunque no es imprescindible para nuestra actividad diaria. Llegamos a aceptarlo y a utilizarlo en determin…